Teatro sin “nadie” en escena

Tal vez siempre han existido, pero en 2018 (algunas se crearon hace algunos años) pudimos ver producciones teatrales asombrosas que no tienen “gente real” en el escenario, y me refiero a nadie en absoluto (en algunos casos, incluso sin tirar de las cuerdas, o detrás de los controles). Hemos anotado al menos cuatro de ellas (por favor escribidnos si sabéis de alguna otra):

Y en orden de aparición: una película documental para cinco pantallas y una maqueta de una ciudad; dos chat bots en forma de computadora que improvisan basados en diálogos entre Chomsky y Focault; Doble robótica/animatronic de Thomas Melle y foco de luz robotizado; Más de 45 marionetas mecánicas.

Seguiremos con una publicación que revisará las producciones teatrales que incluyen performers robot. Y tal vez le seguirá otro sobre un tipo de teatro curioso en el que el público se convierte en protagonista de las obras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *